24/01/2017 JorgeB 0Comment


La práctica de las personas de venderse a sí mismas y sus carreras como si fueran marcas, un concepto relativamente nuevo, sugiere que el éxito no solo viene del progreso personal sino también de la promoción personal, del empaque en que se venda. Comprende todo acerca de la persona, desde cómo interactúa con los demás hasta la confianza con que se desenvuelve.

Erving Goffman, sociólogo Canadiense-Americano, en su libro ‘La presentación de la persona en la vida cotidiana’ (1959), presenta la interacción social diaria con un enfoque dramatúrgico, trata las acciones de la gente como la metáfora de una representación teatral, la construcción de un personaje. Uno puede controlar la forma en que es visto por sus semejantes, construir una marca personal presentándose al público a través de varios medios de comunicación. Construir una marca es una forma de crear conciencia y proveer un medio de conexión con los seguidores.

Básicamente es el proceso continuo de establecer una imagen o impresión frente a los demás, usar los medios para transmitir su mensaje, instituir una identidad; Goffman llama a esto simplemente “el escenario”.

Es raro ver una celebridad o atleta que no se presente en los medios sociales como una forma de branding, mostrando sus vidas y permitiendo a sus fans sentirse cerca a ellos, casi como amigos. Los medios sociales han permitido mantener informados a los seguidores sobre casi todo, que ropa usan, a donde van de fiesta, cuáles son sus opiniones políticas; han provisto una plataforma para que su marca personal llegue a una audiencia muy amplia y utilizan este escenario para influir en los demás y verse bien frente a su público.

Marca personal es un término familiar en comunicación y publicidad que ha adquirido notoriedad en medios sociales pero es una expresión de moda cuando debería tener más importancia.

Por qué?
En el fondo la imagen, la marca personal es la reputación personal: Con qué quiere que se le asocie cuando piensan en su nombre? Hay un tema en que quiera ser percibido como un experto? Una vez entienda qué impresión desea dejar, puede empezar a ser más estratégico acerca de su marca

Vemos las compañías como marcas y formas de vida más que como empresas. Sabemos todo lo que puede evocar la mención de Nike, Apple, Disney, Coca Cola, hay emociones muy fuertes asociadas con estos nombres, positivos y negativos y las personas pueden llegar a defenderlas con pasión.

Dice la gente cosas buenas o malas de mi? En que está basada esa reputación?
Qué valores brindo? Con qué me asocia la gente a mi alrededor?

Todos tenemos una imagen personal, sin darnos cuenta, sin quererlo. Hay quienes toman ventaja de esta situación y dictan su propia narrativa, le dan un punto de partida a la conversación acerca de si mismo.

Qué hace, cuál es su reputación y a dónde lo va a llevar esta. Aún trabajando en una oficina de nueve a cinco es importante manejar la imagen personal, la reputación importa para recibir un aumento, una promoción; buscando trabajo van a buscar su nombre en Google y en LinkedIn.
Qué ha hecho para manejar esa narrativa y dar a los demás un punto de interés para hablar, cuáles son sus referencias, a quienes está conectado en medios sociales, tiene un blog?, toma fotos -las sube a Instagram?, hace videos para youtube?

Gamer, nerd, lector, amante de la música, caminante son términos con que se me vincula; algunos de estos se relacionan con mi profesión: relatar historias, solucionar problemas de comunicación.

Cosas que pensar para desarrollar una marca personal, se debe pensar qué significa para uno y que debe significar para los demás. Cómo?

  1. Identifique qué le hace feliz, sus gustos, sus valores, sus hobbies. Construyendo su marca personal debe saber identificar sus inclinaciones, en qué temas quiere transmitir su mensaje.
  2. Cuales son sus fortalezas y debilidades. Enfóquese en lo que lo hace memorable, escuche a la gente a su alrededor; qué habilidades ha adquirido en el trabajo, cómo se relaciona con los demás, qué competencias ha adquirido en su educación y experiencia.
  3. Qué lo diferencia. En medio de toda la competencia, si no va a ser el primero, definitivamente debe ser el mejor. Saber cuál es su ventaja, la confianza en por qué es el mejor, sin importar la situación, va a ser la mejor manera de presentarse, siempre.
  4. De qué manera puede producir valor para su audiencia creando o curando contenido que esté de acuerdo con su marca.
  5. Comparta con propósito. Cada actualización de estatus, cada foto contribuye a su marca personal y a la forma en que es percibido.
  6. Asóciese con marcas fuertes. Su marca personal se fortalece o debilita con su relación con otras marcas. Apóyese en marcas firmes. En qué universidad estudió, en qué compañías ha trabajado, a qué grupos profesionales se puede unir, cómo puede contribuir al blog de la compañía, cómo puede escribir artículos para otros medios digitales.
  7. Reinvéntese. Una marca fuerte depende de una narrativa fuerte. Si tiene múltiples áreas de interés la narrativa es importante para unificar su historia.
  8. Para qué le sirve todo esto a los demás. Sus conocimientos, aptitudes no importan si no ayudan a aquellos que tiene alrededor, escuchando, ofreciendo información, colaborando con sus competencias…

Tenga clara su visión, tenga clara su misión y cómo va a ayudar a aquellos alrededor suyo y va a desarrollar una gran marca personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *