13/02/2017 JorgeB 0Comment
  • Haz el logo más grande.
  • Puedes hacer un logo de verdad en vez de usar una fuente?
  • No puedes usar una imagen de Internet?
  • Me gusta mucho el color pero, puede cambiarlo?
  • Puede poner el logo en negrilla y subrayarlo para que tenga más impacto?
  • No estoy seguro de que un globo terráqueo y un pasaporte representen una agencia de viajes.
  • Puede hacerlo moderno pero retro?
  • No sentimos que el rojo sea el color correcto para Navidad.
  • Sabré lo que me gusta cuando lo vea.
#GraphicDesignerProblems

Para los diseñadores el diseño no solo es un trabajo, es una forma de percibir la vida. Personas visuales por naturaleza, comemos y respiramos diseño, ilustración, fotografía. Muchos diseñadores han dejado su legado en la tierra. Paula Scher, David Carson, Jessica Walsh, Milton Glasser, Zuzana Licko, Paul Rand

Cada nuevo proyecto es una oportunidad de mejorar nuestra reputación, el próximo diseño puede ser nuestra oportunidad de contribuir al mundo del diseño. En estos términos, genuinamente queremos lo mejor para nuestros clientes, queremos ser los mejores en lo que hacemos; suena ambicioso, incluso complejo pero mantener estos procesos en términos sencillos no es difícil .

Cómo manejar la comunicación, la retroalimentación entre cliente y diseñador?

Durante su etapa de estudios, los estudiantes de diseño acostumbrar presentar sus trabajos y recibir críticas constantemente. Discutir formalmente con estudiantes y profesores aspectos positivos y negativos de soluciones creativas generalmente tiene resultados provechosos. Aquí es donde los diseñadores desarrollan sus habilidades; conceptuales, comunicativas, de ejecución; analizando su trabajo y el de sus compañeros.

Los clientes, por otro lado, a pesar de tener sensibilidad estética, no tienen la experiencia, los elementos necesarios para apreciar la dirección que da el diseñador; y así, constantemente se les pide su criterio.

La creatividad es, a menudo, un proceso colaborativo, el diseñador necesita la opinión de su cliente acerca de la solución de diseño que se presenta y este debe ofrecer críticas de una manera efectiva. Es un proceso de comunicación y aprendizaje.

Una buena crítica puede involucrar aspectos positivos y negativos y motivar a hacer cambios a la pieza que se presenta: Una buena comunicación no consiste en una lista de cambios a hacer para el final de la jornada, se trata de ofrecer una retroalimentación efectiva.

Lleve la discusión al problema que se trata de resolver. El enfoque debía estar en cómo el cambio mejora la solución. Es la meta la que determina qué contenidos se implementan, no los gustos personales -Y en el tema de gustos personales en publicidad y diseño aprendí rápidamente: Lo que a mi me gusta no es, usualmente, el consenso general; o la respuesta más adecuada a la situación.

Puede que no le guste un tipo de diseño pero no lo descarte automáticamente porque no es lo suyo.

Se trata de un diálogo de dos experiencias y dos puntos de vista. Compartir metas y errores es lo que saca adelante una conversación. Entonces el trabajo se centra menos en adivinar que hay en la mente del otro y más en la motivación para alcanzar una meta. En esta convergencia se encuentra también un sentido de propiedad de la solución: esto es lo que yo quería!

Dónde comenzar?

Empiece por escuchar, qué información le presenta el artista gráfico -es solo la pieza o tiene acceso al informe original -el brief?, la información acerca de la intención y la inspiración, analice, pregunte. Las palabras crítica y criterio tienen la misma raíz, para evaluar algo efectivamente deben conocerse primero las condiciones de la evaluación.

Las opiniones, positivas y negativas deberían estar en el mismo nivel, en el análisis final, toda retroalimentación es positiva.

Comience por lo que le gusta. Criticar puede ser un reto pero es más difícil ser criticado. Hay tiempo para cuestionar lo que cree que puede ser cambiado. Sea honesto, no hay que ser condescendiente para dar una opinión positiva.

Siga con lo que, en su opinión puede mejorar. Lo que también se puede expresar de forma positiva. Si algo no da la impresión que se pretendía, déjelo saber y sea específico, descriptivo: “Se ve bien” o “no se que pensar” no son suficientes. De razones acerca de porqué un trabajo es efectivo o no lo es. Mejor aún, si puede, dé alternativas, aún si no se sigue exactamente esa sugerencia, puede ayudar a dirigir la solución a un fin deseable.

Algunos puntos a considerar cuando se critique un diseño:

Concepto

  • La idea general. Impacto del conjunto.
  • Contenido. Qué le falta, qué le sobra? Está incluído todo lo que debería estar en la pieza?
  • Estética. Cuál es el efecto general?
  • Estilo. Parece apropiada la expresión para el propósito de la pieza?

Comunicación

  • Disposición/Flujo. Parece estar todo en el lugar adecuado? Tiene una presentación lógica?
  • Detalles. El tono de la fuente se siente apropiado? Se utiliza el color para llevar el mensaje adecuadamente? Son los elementos gráficos consistentes con el objetivo del proyecto?

Ejecución

  • Usabilidad. Es fácil de usar o implementar en diferentes medios?
  • Áreas que pueden ser un problema. Qué parte de esta solución no es tan efectiva como debería?
  • Es el diseño efectivo y atractivo para el contexto en que va a convivir?
  • Brief. Cumple el diseño con el informe creativo?

Criticar un diseño no es una tormenta de ideas, es la evaluación de un set existente de ideas con metas definidas, sin estas cada parte trabajará con diferentes asunciones. Entre más se conozcan el diseñador y el cliente, la conversación será más clara y directa. Hay que recordar que lo que importa en diseño es cambiar la actitud de una audiencia meta, nada o nadie más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *